Alguien me dijo una vez "No le temas al futuro" y pensé que tenía razón porque los cambios son importantes. Duro de asimilar, pero buenos, nos actualizan y nos enriquece de las nuevas pulpas para tener un cambio en nuestro paladar ya acostumbrados por el buen sabor añejo melodioso, desgastadas rimas y versos que arrastran una época dorada que se nos hace difícil dejar, pero nadie me dijo que, con los cambios, al igual como nos llegan los buenos Updates. Por la falta de identidad, por no haber ocurrido un verdadero relevo y corroídos por virus troyanos camuflajeados casi siempre de buenas intenciones buenos ritmos, melodías y sabor fresco a nuestro sensible paladar audible nos llegan también algunas buenas rimas, aunque pésimo contenido, mensajes disfrazados que dicen ser nuestra realidad urbana, que laceran sin piedad oídos de todas edades sin importar su estatus ni proceder, patrocinado casi siempre por el señor todo lo puede y apoyado por los eruditos y conocedores de la necesidad.

Convirtiéndose en los auténticos y nuevos líderes de una camada de fanáticos precoz, casi siempre en busca de una nueva identidad de ídolos fugaces tan reales y auténticos que los glúteos y pechos de muchas divas de nuestro movimiento urbano (aunque visualmente se ven muy bien, gracias al señor cuchillas “aplausos por favor”), como artistas gansters que con anémicos estribillos han traficado más kilos que "PABLO y EL CHAPO”.

Que con sus vehículos, diamantes y joyas made in "VILLACON" o made in "PRESTADOS POR EL DON" suelen llenar de sueños mojados el anhelo de miles de feligreses urbanos, añorando por alcanzar tan apreciado "ESTATUS QUO" y de vez en ves reparados por cavernícolas frustrados por no haber logrado un reconocimiento en su gremio; y como grupo político en campaña levantan consignas y banderas brindando con su CLAQUE. Excluyendo y repudiando a quienes no segregan ni comparten sus ideales fascistas tildándolos de DESFASADOS y FRUSTRADOS. No quisiera que me encasillaran como tal, por que aquella persona que una vez me dijo que no le temiera al futuro reusaba que en su casa y delante de sus hijas se usaran palabras "Soeces”. Aunque en ausencia de ellas o con sus audífonos escuchaba esa música actuar cargada con ese contenido (Ironías de la vida). YO al igual que él me preocupo por el contenido de lo que pueden escuchar mis descendientes, aunque disfrute de ella también.

No pido mucho, solo que en los medios y lugares publico haya un filtro incorruptible de cualquier TROYANO y como sociedad actualizada y libre sea decisión del Eyecte darle clip, ponchar o simplemente darle play desde su celular computadora o tablet a dichos Updates con sus AUDIFONOS.

Editado por Fernan2 El Dictador.