Hoy dia 21 de enero, como todos los años los dominicanos tienen la tradición de dirigirse a la Basílica de Higüey a venerar a la Virgen de La Altagracia (Protectora del pueblo dominicano). Su devoción, por parte de la población católica, se inició en el país durante el período colonial, de donde pasó a otras regiones de América.